Entrevistas interesantes

Buenas, muy buenas, sigo falta de tiempo para actualizar, pero no me olvido de vosotros los que esperáis que mi blog siga vivo 🙂 Hoy os traigo algo jugoso, si, hacia tiempo desde las noticias de Danza de Dragones (el cual aun no poseo y tengo ganas de leer) que no traía cosas bonitas y jugosas al blog. Pues bien, es una entrevista reciente a nuestro querido George R.R Martin, si querido y odiado a la vez. He leído ya por Twitter algunas opiniones de gente que ha leído Danza y… me da miedito la verdad.

Sin mas dilación os dejo con la entrevista, gracias a La Vanguardia por publicarla, así sabemos lo que este autor trama… mas o menos…

 Este último volumen ha sido complicado de escribir, muy complicado: “El anterior fue jodido. Este ha sido el triple de jodido y, además, un hijo de puta”, afirma el escritor en el prólogo. 

“¡Tolkien ha muerto; larga vida a George Martin¡”, ha dicho de usted The New York Times
Bueno, no voy a rebatir al New York Times. Efectivamente, Tolkien está muerto. Y personalmente estoy completamente de acuerdo con la idea de que debo vivir largo tiempo para acabar Canción de hielo y fuego….

¿No lo dirán por eso, precisamente? ¿Temen que nos deje sin saber el final?
No, tranquilos. Todavía tengo que escribir muchos libros después de finalizar la serie…

¿Tiene un mapa de ruta de la historia?
Le puedo decir que tengo listas las líneas generales. Sé lo que les pasa a los personajes, quién vive y quién muere, incluso sé quién al final será feliz…

¿Cuándo aparecerá el sexto volumen?
No será mañana, no. Faltan tres o cuatro años. Se llamara Viento de invierno y será un libro de unas 1.500 páginas…

Cuando las cosas van mal, en castellano se dice que a uno le crecen los enanos…
¿Qué insinúa? ¿Que Tyron [uno de los protagonistas de la serie, interpretado en televisión por Peter Dinklage] crecerá?

No, no, pero al ritmo que van (tercera temporada) le van a crecer los personajes…
Sí. crecen muy pronto. Especialmente los más jóvenes. Pero ya contaba: forma parte del rito de pasaje, dejar la infancia y pasar a la vida adulta. En el mundo de Poniente no hay lugar para los teenagers con problemas.

Ya, pero alcanzará la serie de televisión a los libros…
No, no creo. La tele se mueve rápido, y existe el peligro de que eso pase. Pero es un peligro remoto. Vamos por la tercera temporada televisiva, y la saga completa serán siete libros: necesitará por lo menos diez temporadas para una adaptación completa. Además, en televisión no hay garantía de nada: ni siquiera sabemos si habrá cuarta temporada.

¿Les ha contado el final de la serie a los productores?
Saben lo que necesitan saber

En la red hay una versión llamada Sex and nudity.
Pues no, no lo sabía.

Sólo se muestran las escenas de sexo: dura 16 minutos.
¿16 minutos? Voy a verlo. claro.

¿Tuvieron muchos problemas para rodar esas escenas?
En la televisión generalista hubiera sido imposible. No olvide que es una serie para la HBO, que es una televisión de pago. Es como cuando compras el Playboy. sabes que encontrarás desnudos. En la televisión por cable se permite ser más explícito, más evidente. La sexualidad en un punto crucial en la vida humana. Fingir que no existe, pretender que nadie está motivado por el deseo, hubiera sido una locura.

¿Cómo vendió la serie?
No lo hice yo. Fueron los productores. Pero lo hicieron de forma maravillosa. Dijeron que Juego de tronos sería como Los Soprano en la Tierra Media de El señor de los anillos. ¿Quién se resiste a ese argumento?

Tiene muy pocos reparos a la hora de matar personajes ¿Le gusta hacer sufrir al lector?
No, sufrir no. Si acaso inquietarlo. Hacerle sentir emociones. Que no sepa quién muere y quién vive. La ficción es una cuestión de emoción, y yo pretendo mantener la emoción. No quiero lectores acomodados; los quiero en el filo del sofá, que se metan en la historia, inquietos por lo que vendrá.

¿Qué es para usted escribir?
Hacer sentir emociones. Si hablo de una fiesta, quiero que el lector vea la mesa, que huela la comida, que sienta la alegría. Y lo mismo con una batalla. Quiero que se horrorice con los gritos de agonía de los moribundos. Que se manche con la sangre y ensordezca el entrechocar de las espadas.

La gente llama a la saga Juego de tronos en lugar de Canción de hielo y fuego.
HBO pensó que era mejor título para la serie televisiva, y a mí ya me parece bien.

¿Se impone la fantasía como género a la ciencia ficción?
Sí.

¿Por qué?
Porque la ciencia ficción ha perdido interés para la gente. Hablo por lo que ha pasado en Estados Unidos. Hemos perdido el optimismo de los años 50 y 60.

¿Cómo ha sido eso?
Eran años de progreso, de fe en el futuro. De optimismo a toda prueba, ya digo. Uno periodo en el creíamos que las cosas sólo podían ir cada vez a mejor. Que nuestros hijos vivirían mejor que nosotros, y que los hijos de nuestros hijos viajarían al espacio con normalidad…

¿Cómo se impuso tal idea?
Con el programa espacial de J.F. Kennedy, que nos inspiró a todos como nación. “Iremos al espacio no porque sea fácil, sino porque es muy duro”, nos dijo. Y lo creímos. Creíamos en el progreso. Veíamos aquellos cohetes, el Mercury, los Apolo, y pensábamos que eso no pararía. Que un día cercano iríamos de vacaciones a la Luna, que viajaríamos a Venus, a Marte…

Pero eso no ha pasado.
No, no ha pasado. El futuro se ha empañado para todos. A mediados de los ochenta apareció eso que llamamos cyberpunk, esa variante de la ciencia ficción donde el mundo es un desastre. Mandan las corporaciones y la gente vive en suburbios…

¿El cyberpunk refleja nuestro mundo?
Bueno, esta más cerca de ese mundo que otras visiones más optimistas. Un mundo con problemas energéticos, bajo la amenaza del calentamiento global. Sin viajes a la Luna ni a Marte, Donde el terrorismo es un problema insoluble, y la Unión Soviética ha desaparecido pero no vivimos la paz perpetua. Al contrario, hay más guerras, más amenazas, más miedo. Todo eso hace que la gente gire la espalda a la ciencia ficción de antes: ya no hay ilusiones.

¿Por qué triunfa la fantasía?
Porque es una promesa de exotismo, de escape a otra realidad. Necesitamos explorar otros mundos con la imaginación, conocer gentes distantes, sentir pasiones. La gente necesita -necesitamos- una visión romántica de la vida, y eso nos lo propociona la fantasía.

¿Volverá el optimismo?
Me encantaría. Pero no creo, al menos durante mi vida.

¿Qué tipo de escritor se considera usted?
Yo soy hijo de la época del optimismo, y por lo tanto soy un escritor de ciencia ficción.

Para leer mas sobre la noticia pinchad en el siguiente enlace.

http://www.lavanguardia.com

 

Espero que os haya gustado el pastelito de hoy y a la espera de una próxima actualización, cual sera? 😀

 

Fuente: Lavanguardia.com

Anuncios

Publicado el agosto 5, 2012 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: